EL POTENCIAL DE LA REHABILITACIÓN ENERGÉTICA


En España, según datos de Fomento, más del 58 % del parque edificado es anterior a 1980; hay 20 millones de viviendas que tienen entre 35 y 55 años, y 6 millones más anteriores a 1960. Son datos que ya hemos comentado en otros posts y que siguen siendo alarmantes. Estas viviendas no poseen sin aislamiento y sus instalaciones están obsoletas, su calificación energética está entre las letras D y G.

El principal problema radica en que no somos conscientes de las implicaciones que estos datos tienen en consumo energético de los edificios. Un adecuado proyecto de rehabilitación integral de un edificio PRIE, puede reducir el consumo energético del mismo en un 80%.  El potencial de ahorro es muy alto, si se tiene en cuenta que  la energía constituye un 30% de los costes de mantenimiento de un edificio y con tendencia a subir pronto hasta el 50%.

Poco a poco sin embargo comienza a haber cada vez más ejemplos de este tipo de rehabilitación, como el bloque situado en la calle Doctor Juan Bravo número 19, en el barrio de Fuencarral (Madrid). Construido en los 70, y como tantos otros en la capital, el edificio no poseía ningún tipo de aislamiento y sus instalaciones eléctricas estaban desprotegidas y antiguas, con consumos de calefacción muy elevados.


El edificio antes y después de su rehabilitación

El edificio antes y después de su rehabilitación
La rehabilitación, que ha durado 10 meses  ha conseguido ahorros energéticos superiores al 80% y el inmueble se ha revalorizado un 20%. Su calificación energética ha pasado de ser una G (la peor posible) a una A (la mejor) lográndose una reducción del 92,5% de las emisiones. El bloque se ha transformado en un edificio de consumo de energía casi nulo.

El proyecto ha sido pensado para servir como edificio piloto y por ello la inversión realizada, en este caso por el equipo de fabricantes y proveedores de servicios,  asciende a los 175.000. Sin embargo, El coste medio de una transformación energética es de 14.000 euros por vivienda media —calculada en 81 metros cuadrados—, según una guía elaborada por WWF y Fundación Reale.
 

Pero, ¿qué dificulta en España el desarrollo de proyectos como este? Los principales problemas siguen siendo, la financiación, casi siempre demasiado costosa para las comunidades de propietarios y la falta de concienciación de los usuarios.
 
 
En Europa el sistema que se utiliza para saltar el primero de ellos, es la son los de contratos de servicios energéticos para financiar las inversiones en eficiencia mediante los ahorros obtenidos en la factura de la luz, como el Green Deal en UK, del que ya hablamos aquí.
 
 
En España, esto está aún por llegar. El complejo sistema eléctrico y la reciente reforma eléctrica ponen trabas  a la innovación tecnológica aplicada al ahorro energético.  Pero noson pocos los que buscan formas de favorecer este tipo de rehabilitación.
 

El segundo problema se intenta atajar con proyectos como el del edificio en Fuencarral, que  podrá ser visitado por aquellas personas o comunidades interesadas en acometer una de estas reformas. Se trata, en definitiva, de ver el proyecto como inversión no como gasto.
 

Visita la sección de rehabilitación de nuestra web!

No hay comentarios: