UNA TORRE CON ESTRUCTURA… ¿DE MADERA?

Sí. La construcción de edificios con estructura de madera ya es una realidad. En países como Australia, Canadá, Estados Unidos e Inglaterra, son muchos los profesionales del diseño y de la ingeniería que están apostando por esta nueva solución estructural que promete ser más económica y más respetuosa con el medio ambiente. Y en España no nos quedamos muy atrás como veremos.


Con el colapso en los centros de las grandes urbes surge la problemática de la vivienda. En Londres o nueva York, como ejemplos extremos, es un problema que actualmente se debate en los medios a instituciones. La vivienda escasea y la población sigue creciendo a marchas forzadas. Los modelos de vivienda en sprawl o unifamiliares, tan extendidos tanto en Reino Unido como en EEUU, no son el ejemplo del desarrollo urbano sostenible y enriquecedor. Unido al problema de la vivienda asequible y de calidad, está la preocupación, cada vez mayor, por lograr desarrollar modelos que permitan reducir las emisiones y la huella ecológica. ¿Podría Este Nuevo sistema estructural en madera para edificios en altura resolver estos problemas? 

El estudio Skidmore, Owings & Merrill, de Chicago, que ha construido innumerables rascacielos en USA afirma que sí. Y es más, el mes pasado Publico un informe que explica como el sistema podría usarse para construir edificios de hasta 42 alturas. 

Mientras tanto, el próximo año se completará el que será el edificio en altura de madera más alto de Norte América (Michael Green, Prince George, British Columbia), en Melbourne, Australia, este año se concluyó uno de 10 plantas y en 2009, Andrew Waugh, arquitecto inglés, construyo otra torre de 9 alturas en el centro de Londres. 

En España, tampoco nos quedamos muy atrás. Actualmente Se está construyendo un edificio de 5 plantas más bajo cubierta enteramente en madera contralaminada en Lérida. El edifico, tendrá 9 apartamentos de alquiler social y es del arquitecto Ramón Llobera Serentill. Sin duda estaremos atentos al resultado final.

                         

La madera contralaminada, o CLT la comercializan en Europa las firmas KLH o Storaenso, líderes en el sector, pero empresas como Egoin, en Vizcaya les sigue de cerca. Fabricados a partir de maderas coníferas, los tableros son fabricados a partir de láminas transversales y longitudinales que se ponen en forma de X y se encolan con pegamento de altísima calidad. Esto hace que sean muy resistentes tanto a tracción como a compresión y que funcionen como bloques de madera maciza. 

Con la llegada de este nuevo sistema algunas cosas tendrán que cambiar. Las normativas y los sistemas constructivos, entre otros. Además habrá que convencer a usuarios e inversores de que este tipo de arquitectura es segura, atractiva y rentable. Por el momento los costes son elevados aunque la rapidez de ejecución es mayor.

Además de todo esto y a pesar de que las emisiones de carbono en el proceso de fabricación y construcción se reducirían, habrá que evaluar el impacto en bosques que esto podría tener. De que serviría reducir las emisiones de CO2 si acabamos con los bosques…

No hay comentarios: