VIVIENDA MÍNIMA: DIOGENE

Hoy recuperamos el diseño de vivienda mínima desarrollado por el equipo Renzo Piano Building workshop (RPBW) para Vitra.

La vivienda “Diogene”, llamada así en referencia al filósofo griego quién promulgaba luna vida natural e independiente ajena a los lujos de la sociedad, es el fruto de años de trabajo del estudio Renzo Piano y tiene su prototipo construido en el Campus de Vitra, en Alemania.  

El proyecto, desarrollado por Renzo Piano junto a los estudiantes de la Architecural Association en Londres, no esta concebido como un proyecto terminado sino como un modelo experimental para testar el potencial de este tipo de viviendas.

Imagen RPBW

En principio, no se trata de una vivienda de emergencia, sino de un lugar de retiro que sin embargo está preparado para funcionar en climas diversos y de forma totalmente autosuficiente: el agua se recoge se depura y se reutilizada, la electricidad de genera a partir la energía solar fotovoltaica mediante paneles y células fotovoltaicas. La huella ecológica del edificio se reduce por tanto a la generada durante el proceso constructivo. Además de esto, el habitáculo se vale de un inodoro seco (o baño ecológico), y otras medidas de acondicionamiento pasivas como la ventilación natural cruzada y triple acristalamiento. Todo esto diseñado para funcionar en conjunto mediante una compleja instalación hace posible que la vivienda, funcione de manera independiente sin necesidad de estar conectada a ninguna red preexistente.

Imagen RPBW

El espacio interior está dividido en dos áreas, la parte delantera sirve como zona de estar y/o trabajos y alberga un sofá-cama plegable a un lado y una mesa plegable al otro. Detrás de la única tabiquería interior se encuentra la ducha y el inodoro, con un módulo de cocina, reducido al mínimo. Con una superficie de 2.5 por 3 m puede ser cargada en un camión y ser transportada a cualquier parte. 
En este post recomendamos el proyecto Streetremix: Let the space play que desde el día 13 de noviembre y hasta el 23 organiza un taller en Medialab-Prado.

El proyecto “estudia la intersección entre la actividad humana y el sonido en el espacio público, partiendo de dos puntos fundamentales de interés: la música como herramienta de interacción con el ecosistema humano y el arte sonoro como instrumento para la recogida de datos y lengua franca para su visualización”.



Y, ¿cómo lo hace? Streetremix plantea un experimento  en el espacio público que busca,  a través de la  producción musical, observar los procesos de ocupación y uso de las calles, desarrollando un rol activo de observador-provocador.
Se trata, de alguna manera, de lograr “sonorizar” el espacio público, transformando la calle en un espacio para la producción, convirtiendo los elementos del paisaje urbano en instrumentos musicales que los transeúntes o “músicos urbanos” activan con su presencia o sus gestos al utilizarlos. 
El objetivo último es aprender a  reinterpretar y transformar el mobiliario y el paisaje urbano y construir nuevos usos creativos y musicales con el fin de fomentar nuevas formas de observar las dinámicas relacionales que se dan en el espacio público y experimentar con nuevas metodologías  de investigación en el ámbito urbano a través de la práctica y la interacción entre agentes.
El taller forma parte del taller  Internacional   Interactivos 14 y está organizado por Ciudad Escuela, un proyecto de la plataforma 15 Muebles, que pretende diseñar la primera pedagogía urbana open-source del mundo para construir mejores ciudades a través  del aprendizaje compartido y el trabajoparticipativo.